Autor/a: Manuel Suárez Suárez

En la esquina Montevideana: El muy exitoso camino científico de Elisa

Manuel Suárez Suárez

En la esquina del “Rover” la barra se prepara para gritar los goles de la Celeste en Rusia. Están animados. Saben que habrá sudor más allá de cual sea el resultado final. Los amigos están tristes por el reciente fallecimiento de la hermana menor del Flaco en Alemania. Elisa llevaba muchos años lejos aunque siempre tenía un mate a mano en Tübingen (Tubinga) para acompañar sus investigaciones en biología molecular.

  • CLAUDIO: La verdad es que quedé noqueado. Se fue Elisa. Una triste noticia. Con 58 años tenía mucho por vivir. Me acuerdo de verla jugando con Esther a la escondida en el galpón del viejo Tomaduz. Les encantaba porque estaba lleno de lugares en los que te podías ocultar. Era tranquila y hablaba pero andaba siempre de buen humor.
  • GILDO: ¡Qué lo parió! Una desgracia que me duele en el alma. Elisa se crió con mi hermana, un par de años mayor, al igual que su hermana Irene. Al vivir en el mismo edificio edificio de apartamentos compartían los juegos de la infancia. Me acuerdo de los cumpleaños y de que tiraban papelitos por el balcón cuando pasaba el desfile de carnaval.
  • FLACO: Estoy deprimido. No pudimos acompañarla en sus últimos días. No quiso hacernos sufrir y mantuvo en secreto total la enfermedad hasta unos días antes de la muerte. Es evidente que siendo experta en biología molecular sabía que el cáncer no tenía remedio. Lo pienso y no puedo dejar de llorar. Quizás fue mejor así para nosotros pero no para ella, supongo. Es cierto que tenía el cariño de muchos amigos pero la familia es al final lo único que tenés. Siempre fue discreta. No te informaba de sus éxitos ni de los premios científicos que recibía. Es duro. Me van a perdonar pero hoy no me quedo al morfe de pizzas a caballo. Agradezco los sinceros sentimientos de pésame. Chau, a ver si para la próxima vengo medio resignado a que el destino de Elisa era el aporte de valioso conocimiento científico en poco tiempo.
  • DON JOSÉ: Una muchacha del barrio se nos muere en Alemania. Es doloroso y más aún para los vecinos que la conocimos. Creo hay moverse para que nuestra gran bióloga molecular no sea olvidada. Debemos de promover algún reconocimiento para mantener su memoria. Acá en esta esquina agarraba el ómnibus que bajaba por San Martín hasta la escuela Nº 10 que está casi al lado del Aguada. Es la que tiene el frente con unas baldositas de color azul. Quiero decir que debemos de ser agradecidos con nuestra doctora Elisa Izaurralde Dorrego. Fue una autoridad mundial en biología molecular. Era la directora del departamento de Bioquímica del Max Planck Institute que es uno de los más importantes del mundo. Elisa tenía a su cargo a más de 50 investigadores. Formaba parte de la Leopoldina (Deutsche Akademie der Naturforscher) por sus estudios sobre génetica, biología celular y molecular. Recibió cantidad de premios de prestigio que pueden consultar en la WikipediA. Elisa es la más importante bióloga molecular nacida en el Uruguay en los últimos 50 años. Me voy a acercar a Tabaré para comentarle que el gobierno debe de reconocer la trayectoria de Elisa mediante algún premio que lleve su nombre o dotar una beca especial para estudios sobre biología molecular. Algo harán, espero. Confío en nuestro presidente que por su profesión es muy sensible a todos los temas que se relacionan con las ciencias de la salud.
  • CLAUDIO: Aunque estamos de duelo por Elisa no podemos olvidarnos de celebrar las buenas realizaciones de nuestro gran gobierno frenteamplista. Quiero subrayar algo que casi pasa desapercibido a pesar de la enorme importancia que tiene. Me refiero al programa “Uruguay, todos con luz”. ¡Es histórico, botijas! Cuando se vaya Tabaré el 100% de la población tendrá conexión eléctrica. Es maravilloso. Estoy de acuerdo con lo que dice Álvaro García (OPP) de que “esto cambia la calidad de vida de la gente, algunos estuvieron 40 años esperando la energía”. Son pocas las familias que están sin energía eléctrica pero es muy costoso el llevar la luz a zonas rurales alejadas de los núcleos urbanos. El 40% de los costes está subsidiado y el 60% va a cargo del consumidor que lo puede pagar hasta en 60 cuotas con el recibo de la tarifa.
  • GILDO: Es cierto que avanzamos pero la mafia mediática (Canales:4,10,12+El Impaís) sigue ocultando el progreso. Son flor de asquerosos. Te mienten sin el más mínimo pudor. Publican fotos de otros países para asustar a la ciudadanía y manipulan para subir al carro del odio a un sector de la clase media. No son nabos, conocen la frase de Bertold Brecht de que “no hay nada más parecido a un fascista que la clase media asustada”. No informan que nuestro país está considerado por la O.I.T. como el mejor de la región en protección social. No lo publican porque están bancados o coimedados por los grandes terratenientes que quieren abolir la ley de 8 horas para el trabajador rural. ¿Se entiende?
  • DON JOSÉ: El gobierno sigue la senda marcada por el “Pastor de la Escuela” que afirmaba que “la ilustración del pueblo es la verdadera locomotora del progreso”. No olvidemos que el gayego Varela tenía en contra a la clase más rica de la sociedad uruguaya. Parece que algunos ricos quieren volver a repetir la historia al oponerse a una educación pública de calidad. Quieren tener esclavos agradecidos a su servicio. No quieren que los pobres tengan una vivienda por eso no te informan de que la “Comisión para la erradicación de la vivienda rural insalubre” entregó en Pueblo de Barro (Tacuarembó) la vivienda número 30.000. Tampoco mencionan que hace unos días se entregó el set número 200.000 del programa “Uruguay crece contigo”. No es noticia para estos degenerados que el liceo rural de Las Toscas de Caraguatá hay sido premiado en Estados Unidos por su proyecto científico para reciclar el agua de lluvia para utilizarla en época de sequía. Para los Autodesbocados son cuatro liceales –Camila, Celina, Paulino y Sandro– que no van a poder tener laburando en su campo a cambio de un poco de pan y galleta. Creo que acá está la explicación de que se oculte el evidente crecimiento del país en todos y cada uno de los aspectos que quieras considerar. Espero que triunfe el sentido común para que el Frente Amplio vuelva a ser el mejor guerrero que según Dolores Ibarruri era “no el que triunfa siempre sino el que vuelve sin miedo a la batalla”. Voy viejo pero trataré de no ir al Cementerio del Norte antes de poder aplaudir al próximo presidente que será, si no me equivoco, el excelente gestor capitalino de raíces astur-galaicas Martínez Villamil. Bueno, vamos a dejar el chamuye que se nos enfrían las pizzas a caballo que acaban de sacar del horno.

Etiquetas: , ,